02 Sep

Vivir en los bosques de películas

De vez en cuando, 4, 5 ó 6 veces al año –dependiendo de la acumulación de inconvenientes que se presenten en la unidad de tiempo- me dan ganas de irme al monte o a la playa. Pero irme para no volver en un tiempo. Donde no haya ni cobertura ni electricidad. Donde todas las imposturas y simulaciones de la sociedad moderna no sirvan para nada, sin prisas, sin deadlines, sin días hábiles, todos los días naturales. Solo lo más esencial, como en el libro de la selva.

No es casualidad que busquemos la felicidad menos artificiosa en la naturaleza. Este sentimiento se adivina reiterativo en los seres humanos, más con el estilo de vida que llevamos. En esta época del año le está pasando a mucha gente que vuelve de vacaciones y se plantea “dejarlo todo”. Sin embargo, la escapada no siempre es factible (¿?) – a medida que pasan los años, aún es más difícil-. Para quienes nos encontramos con este anhelo irrealizable (¿?) nos queda viajar desde casa con alguna película –o libro- que cuente la historia de personas que sí lo hacen. Emulando al gran Henry David Thoreau para sacarle todo “el meollo” a la vida. Y olvidarse de “la alarma sonará en 5 horas y 38 minutos” y del modelo 420.

¿Qué pelis ver? A continuación, mis sugerencias:

INTO THE WILD (Hacia rutas salvajes)

McCandless

Chris McCandless (en la vida real).

Biográfica. Esta película narra la historia del norteamericano Christopher McCandless, un joven de familia acomodada que decide romper con los dictámenes sociales y dejarlo todo para recorrer en libertad. La peli se detiene mucho en escudriñar las circunstancias que llevan a una persona, es este caso al protagonista, a huir de lo establecido. Se alterna este relato con profundas y rotundas reflexiones existenciales en un entorno espectacular.

Los paisajes de la Alaska más salvaje nos trasportarán a esa lucha superior ser humano vs. naturaleza. La banda sonora entera es de Eddie Vedder, otra razón para verla. Chris McCandless se convirtió en un mito en Estados Unidos, sobre todo porque murió joven consumando su aventura. Aún hoy sigue el debate sobre qué le pasó realmente.
Aquí el tráiler.

 

 

WILD (Alma salvaje)

También biográfica. Cuenta la historia de Cheryl Strayed, otra joven estadounidense que huye de una vida autodestructiva recorriendo el gran Sendero del Macizo del Pacifico con la intención de encontrarse a sí misma. Se trata de una ruta de más de 4.000 km que va desde México hasta Canadá atravesando tres estados de la costa oeste estadounidense. Cheryl no va sola, viaja con otros dos personajes: “Monstruo”, su mochila gigante y sus botas, unas especies de For Fred con ligas rojos, que además le quedan pequeñas. Aunque la historia promete, está medio edulcorada. No pongo en duda el camino de redención de Strayed, pero de este lado, la película no me termina de llegar. Aún así merece la pena verla. El tráiler, pinchando en la imagen.

Cheryl Strayed en el bosque

Cheryl Strayed durante su aventura en 1995.

 

MOT NATUREN

mot naturen

Cine independiente. Un hombre joven sale de trekking para la montaña escapando de eventos sociales y de un ambiente familiar aplastado por la rutina. No es ninguna historia épica, más bien bastante corriente. Durante la película escuchamos los pensamientos de Martin –el protagonista- en voz en off. Es lenta por momentos, llena de razonamientos absurdos –como los que tenemos todos- sobre él mismo, la gente que le rodea y sobre cuestiones básicas de la vida. No es difícil conectar con el personaje en algún momento. También veremos algunas de sus excentricidades… Grabada probablemente en los sistemas montañosos noruegos deja unas panorámicas dignas. La música y el ritmo de la película acompañan. Es curiosa la escena en la que se pone a jugar a los barcos con sus botas en un riachuelo (minuto 55).
Puedes ver el tráiler pinchando en la imagen.

 

 

TRACKS (El viaje de tu vida)

 Robyn Davidson en los bosques de sabana

Robyn Davidson con uno de sus camellos.

La última que he añadido a la lista. Relata la historia real de Robyn Davidson, una joven que en la década de los 70 se obsesionó con atravesar el desierto australiano. Acompañada por cuatro camellos y su perro, recorre más de 2.000 km en 9 meses de viaje a pie. Para ello contó con la ayuda de National Geographic, que le pide hacer reportajes periódicos sobre su hazaña a cambio de financiar su causa. Es una película muy tranquila, ideal si lo que quieres es un “viaje” que te deje buen sabor de boca. Aunque en este caso, no hay mucho bosque –salvo algo de sabana australiana-, pero la filosofía es la misma. Inicialmente se acusó a Davidson de buscar algo de fama –que la consiguió- por el hito, por colgarse una medalla o algo así. Pero realmente la motivación de su protagonista era ponerse a prueba a sí misma y para ello se movilizó para vivir de otra manera.
Su tráiler pinchando en la imagen.

 

Que las disfruten.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *