28 Nov

La historia del correcaminos y el coyote

Hoy vamos a contar una pequeña historia. A lo mejor algunos no lo saben, pero el correcaminos y el coyote existen en la vida natural.

Geococcyx_californianus

Fuente: Encyclopedia of Life.

El correcaminos (roadrunner en inglés) es un ave cuyo nombre científico no es ni Accelleratii incredibus, ni Super-Sonicus tonicus ni Velocitus incalculus como nos anunciaba la serie animada. Su epíteto es Geococcyx californianus y se distribuye en el sur de EEUU y el norte de México. Tal y como lo situaba la animación, este pajarito habita áreas abiertas áridas con presencia de arbusto o árboles que le protegen para la cría. Puede verse también en zonas agrícolas y zonas urbanas poco pobladas, en parques o jardines. Tal vez, lo más decepcionante es su aspecto. No tiene nada que ver con los colores vistosos del personaje de dibujos animados, salvo algunos matices coloridos en su cola y por su característica cresta. Tan solo mide medio metro y pesa unos 300 gramos de media. Se alimenta de insectos, caracoles, roedores, serpientes, lagartos y otros pajaritos pequeños. Corre, sí, corre bastante, no tanto como un felino, pero es rápido para ser un ave alcanzando picos de 24 km por hora. Es más rápida corriendo que volando, su vuelo es torpe, con lo que solo lo usa como último recurso para escapar de depredadores. Y no, no hace “beep, beep”, pero sí que emite un sonido peculiar. Aquí un video del correcaminos:

El coyote tampoco recibe los nombres de Carnivorous vulgaris o Apetitius giganticus, su nombre científico es Canis latrans. Tiene un amplísimo rango de distribución natural, desde Alaska hasta centro América. Se ha detectado en Costa Rica y Panamá, donde se prevé que pueda crear problemas ecológicos como especie invasora. Es de color grisáceo, con colores marrón crema en el vientre y/o patas y a veces con tonalidades rojizas en orejas.

Fuente: Encyclopedia of Life

Fuente: Encyclopedia of Life

Suele tener ese aspecto famélico, igual que en los dibujos, aunque pueda llegar a pesar hasta 25 kg. Puede vivir solo, en parejas o en manadas.

Sin embargo, el correcaminos no es, ni mucho menos, el principal elemento de su dieta. El coyote es un animal omnívoro, que devora otros animales de forma oportunista, plantas, carroña o eventualmente basura y desperdicios. En este video podemos ver la coincidencia -no podemos decir que sea exactamente una escena de caza- de un viejo coyote y un correcaminos en un jardín de una vivienda:

 

Ambas especies, coyote y correcaminos, están consideradas como especies de preocupación menor desde el punto de vista de la conservación, es decir, que hoy en día no existen amenazas para su continuidad como especies. Como paradójicamente mostraba la tira cómica, ambos pueden coincidir en los mismos hábitats, pero, ¿puede el coyote cazar al correcaminos? Su pico de velocidad es de más de 50 km/h, mucho más rápido que su presa, sin embargo el caminar zigzagueante del correcaminos hace más complicado cogerlo, lo que suponemos inspiró a los Looney Tunes and Merrie Melodies para crear el dúo de personajes. Además, la capacidad del coyote para habitar casi cualquier lugar y alimentarse de casi cualquier cosa es suficiente para descartar como cena a este pajarraco huidizo y con poca chicha. Pero lo cierto es que no se ha encontrado aún ninguna prueba gráfica de esa relación trófica. Bueno, salvo esta:

 

+ info:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *