06 Feb

Cuadernos de campo

Cuaderno de campo agrícola

Desde el 1 de enero de 2013, el cuaderno de campo es un requisito legal para llevar una explotación agrícola. Lo establece el Real Decreto 1311/2012, de 14 de septiembre, por el que se establece el marco de actuación para conseguir un uso sostenible de los productos fitosanitarios. Pero hay otros aspectos cuya normativa da por hecho su cumplimiento: condicionalidad, seguridad alimentaria, protección vegetal…  Muchos productores llevan el tema con resoplidos. Hasta que no se les exige, no lo hacen. Supone un mundo. Esta animadversión se debe al desconocimiento y la falta de familiaridad con la escritura y los números. Es un tema muy sencillo, sólo hay que ponerse. Otra cosa es que no se quiera declarar toda la información y se vea, como se ve a veces, como un documento para fiscalizar.

De acuerdo al artículo 16 del citado decreto, cada explotación agraria mantendrá actualizado el registro de tratamientos fitosanitarios con la siguiente información (ANEXO III, R.D. 1311/2012):

 

 

Modelos o formatos

Mientras se cumpla con el registro de lainformación especificada, el resto lo podemos hacer como queramos. Formato, tipo de letra, estadillos, en papel (cuadernos de anillas, cartapacio,…) digital… Lo que dicta el sentido común es que, si vamos a la explotación, obviamente, tengamos el cuaderno disponible. Existen muchos modelos o formatos disponibles en la red. Recopilamos los siguientes:

Propuesta cuaderno de campo del MAGRAMA

Es el padre de muchos otros modelos (a partir de éste se han confeccionado otros). Clasifica la información por apartados, 1. Información general de la explotación, 2. Parcelas, 3. Tratamientos fitosanitarios… Enumera las hojas por cada una de estas secciones. Indica los apartados que son opcionales – no lo exige la norma-, como por ejemplo fertilización. Puedes descargar el modelo pinchando en la imagen.

Propuesta Consejería Agricultura del Gobierno de Canarias

La consejería, a través de su empresa pública GMR, realizó hace unos años un modelo muy práctico que explican a través de este manual. Han diseñado dos modelos de cuaderno de campo: uno agrícola y otro ganadero. Está dividido en dos secciones: una primera parte A, donde se apuntan los datos generales de la explotación y una parte B, en la que se registran las labores o actividades. Para esta segunda parte, a su vez, ha diseñado una versión reducida y otra ampliada. Claramente, la reducida es para desarrollar sintéticamente en otro soporte. A cualquiera se le quedarían corto los espacios a rellenar que han dejado en esta versión. Este modelo es muy claro. Sin embargo, se echa en falta un apartado para que los técnicos de asesoramiento apunten las recomendaciones de tratamiento – lo que sí ofrecía el cuaderno del ministerio-.

Propuesta de cuaderno de campo de la Junta de Andalucía

Es un calco del modelo del ministerio. La novedad útil que encontramos es que nos proporciona un cuaderno ya relleno, para que veamos cómo hacerlo. Siempre hay dudas con algún apartado o con cuánto detalle se debe proporcionar.

 

Cuaderno de campo para producción ecológica

Los/as compañeros/as que realizan agricultura ecológica, paradójicamente, son a los que primero se les exigió un control exhaustivo de lo que realizaban en sus fincas. En la imagen se puede descargar el modelo disponible por órgano regulador de agricultura ecológica en Canarias.

 

 

 

Muchos más modelos y formatos están disponibles en la red, pero no difieren demasiado de lo hasta aquí expuesto.

Por deformación profesional, el soporte más práctico para un cuaderno de campo es una hoja de Excel. Se introduce un dato por campo, se puede filtrar, copiar en bloque, guardar hojas por campañas, hacer operaciones (interesante para hacer sumatorios por períodos), etc. Así mismo, si tenemos esa hoja de Excel en la nube (donde podamos editarla en el móvil, en un pc, en la Tablet…), mejor que mejor. En el blog El Agricultor Eficiente nos explican cómo hacerlo en Google drive. En el icono de la derecha podemos descargar el modelo del ministerio pasado a Excel, con un apartado por hoja. Se ha ajustado cada hoja a un DIN-A4 de manera que podamos imprimir el libro cuando nos haga falta.

Dejando de lado el tema legal, que no nos queda otra que cumplir, hay que destacar que el cuaderno de campo es una herramienta potentísima para gestionar una finca. La agricultura y la ganadería se basan en disciplinas científicas y como tales, los datos lo son todo. Los números, en sentido estricto, pueden darnos las pautas para detectar errores, manejos poco adecuados, mejorar procesos, optimizar el uso de recursos, economizar y, por tanto, mejorar rendimientos y beneficios. No sólo en el plano económico, también en el medioambiental, social y de organización.

Más info:

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *